personalidad magnetica
HACER que los DEMÁS VENGAN a UNO

LEY No. 8

HACER que los DEMÁS VENGAN a UNO (PONIENDO un CEBO SI es NECESARIO)

Si obligamos a los demás a actuar, se tiene el control. Siempre es mejor hacer que nuestro oponente venga hacia nosotros y que abandone sus propios planes en el camino. Hay que atraerle con ricas ganancias, y luego atacar. Nosotros tenemos las cartas.

 Ayuda para que siempre encuentres lo que buscas!

Anuncios